¿Estrés? Una visita al bosque sería ideal.

Si sufres de mucho estrés, tienes problemas en casa o tu situación personal no es la adecuada en estos momentos, una visita al bosque podría salvarte del colapso.


Reducir el estrés figura en un buen número de las listas de buenos propósitos que se han redactado estos días. Inko Martín nos presenta un método poco común: el Shinrin-Yoku, una terapia japonesa cuya traducción literal sería «respirar la atmósfera del bosque» o «bañarse en la atmósfera del bosque». Desde 1982, esta técnica forma parte del programa de asistencia sanitaria en Japón. Se considera probado que combate el estrés, fortalece el sistema inmunológico o reduce la presión sanguínea, entre otros beneficios.

Inko nos habla de El pequeño libro de los baños de bosque, de Bettina Lemke, que nos permite conocer más detalles sobre esta práctica. Para ir incluso más allá, ha contactado con un peculiar maestro.

Recordando que una buena lectura en un entorno muy adecuado puede reducir de forma importante el estrés, te recomendamos que visites a tu médico de forma periódica con la finalidad de prevenir enfermedades que puedan afectar tu forma de vida.

¿Y tú,  dónde irás a darte tu primer baño de bosque?