Neuroprotección en pacientes con Glaucoma

Presentan en España avances en neuroprotección para los pacientes con glaucoma y un nuevo filtro que bloquea la luz nociva y la convierte en beneficiosa.

Una investigación ha presentado avances para el uso de lentes intraoculares en la enfermedad del glaucoma, primera causa de ceguera irreversible en el mundo. El hallazgo ha sido defendido en la Universidad de Oviedo durante la tesis doctoral del oftalmólogo ovetense Andrés Fernández-Vega Cueto-Felgueroso, miembro de la quinta generación de la familia del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV).


Una de las conclusiones de este estudio, titulado “Glaucoma: Neuroprotección basada en lentes intraoculares”, dirigido por el Dr. José F. Alfonso y el Prof. Jesús Merayo y que obtuvo la máxima calificación, muestra que la extracción precoz del cristalino utilizando el láser de femtosegundo puede resultar beneficiosa en casos en los que la cámara anterior del ojo sea estrecha o incluso en glaucomas de ángulo cerrado.

Otra conclusión es que las lentes intraoculares fáquicas, las cuales se implantan delante del cristalino sin la necesidad de su extracción, podrían emplearse como una estrategia preventiva para la protección del cristalino y la retina. Se ha observado que el tipo de filtro que portan dichas lentes es eficaz en la protección frente a la radiación ultravioleta, uno de los principales responsables del opacificación del cristalino en el envejecimiento junto a la luz azul. De este modo, se plantea, que mejorando el filtro de estas lentes intraoculares fáquicas se podrían utilizar como una estrategia para ralentizar el envejecimiento del cristalino y, aportar una barrera neuroprotectora extra a la retina.

La nueva generación de filtro neuroprotector: los conversores espectrales

Por otro lado, fruto de las investigaciones realizadas en el Instituto Universitario Fernández-Vega en los últimos años, junto con Amador Menendez de la Fundación IDONIAL de Asturias, se presenta en esta tesis un nuevo tipo de filtro avanzado basado en la conversión espectral. Es decir, que no solo reduce la cantidad de luz potencialmente nociva para la retina, sino que en vez de bloquearla la transforma y la emite en luz extra beneficiosa. La luz azul es un factor de riesgo añadido en diversas patologías retinianas. Por el contrario, la luz de determinadas longitudes de onda comprendidas entre el rojo y el infrarrojo cercano, tiene efectos beneficiosos, estimulando la supervivencia de las células de la retina.

Los ensayos realizados en modelos in vitro con células de retina, muestran que este tipo de filtro presenta niveles superiores de neuroprotección, lo que podría contribuir positivamente a la protección de la retina, ofreciendo un avance en la búsqueda de tratamientos que eviten la pérdida de visión de los pacientes.

Sobre la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO)

La Fundación de Investigación del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, con una superficie dedicada de más de 1250 m2 en la ciudad de Oviedo, cuenta con más de 30 investigadores de gran prestigio internacional; tiene multitud de artículos científicos publicados en las más prestigiosas revistas del sector, la mayoría de ellas internacionales y cuenta con varias patentes.

Asimismo, su adscripción a la Universidad de Oviedo, constituyendo el Instituto Universitario Fernández-Vega, permite profundizar en el conocimiento de los mecanismos moleculares, bioquímicos, celulares, genéticos, fisiopatológicos y epidemiológicos de las enfermedades y problemas de salud y establecer estrategias para su prevención y tratamiento, a la vez que proporciona una oferta formativa de grado y postgrado, consolidando al Instituto Oftalmológico Fernández-Vega como un referente en el campo de la oftalmología internacional.

Este proyecto en cuestión se suma a los que está desarrollando actualmente la FIO con sus grupos de investigación especializados en superficie ocular, neurobiología de la retina y glaucoma.

 

Fuente: Medicina 21